“¿Y qué más dice, mami?”

14 Jun

monumento-cheMamá, ¿entonces esos otros que están allí eran los malos?

No, mi amor, esos hombres lucharon con el Che.

Ah!… entonces eran buenos… porque el Che era bueno… ¿y lucharon por la libertad, no?

Sí, mi amor, pero ssshhh, habla bajito, que aquí debemos hacer silencio.

Y salimos así, en silencio, ella con los ojitos desbordados de asombro y de preguntas; yo consternada como si lo tuviera cerca por vez primera, como si este no fuera otro obligado encuentro con Él, para sentirlo, para intentar desentrañarlo, para abrazar ese espíritu suyo que me inspira y que tanto extraño a diario en las calles de mi/nuestra Cuba.

Y nos vimos de pronto así otra vez frente a Él.

¡Mira!… cuando era chiquitico…

Sí, con su papá, ¿viste?

¡Mira!… un juego de eso como el que tengo en Las Tunas en la casa de mi abuela… ¿cómo es que se llama?… ah, sí, ajedrez… y con una cámara como la de mi papá… y ¡mira!, en un caballo… oye, cómo tenía cosas el Che.

Y me vi así, pequeña ante tantas cosas suyas y tantos asombros y preguntas tuyas, mi amor, sin saber cómo explicarte despacio, y sencillo, y bien, como te mereces, las muchas “cosas” del Che… esas que puedes tocar con tus ojos, pero sobre todo, las otras que no podré darte sino con ejemplos y lecturas, como hizo Él con sus niños el tiempo que pudo, el tiempo que le dejaron los “malos” y esa impronta de héroe cotidiano y de veras que siempre tuvo.

¿Y qué dice ahí, mami?

—“Fidel, me recuerdo en esta hora de muchas cosas…Te abraza con todo fervor revolucionario, Che”.

Y te leí así, como jamás imaginé repasar esa carta tantas veces leída, y recitada, y sufrida, y querida… te leí contándote casi todos los detalles, intentando explicar todo lo que tus cinco años aún no conocían, y que ni siquiera sé si pude explicar, y descubrí que jamás la había leído tan bien como tus ojitos, y tus asombros, y tus preguntas me la leyeron.

¿Y qué más dice, mami?

6 comentarios para ““¿Y qué más dice, mami?””

  1. Reyvi BIlbao Betancourt 15 junio, 2013 a 8:55 AM #

    A estas nenas no tengo el gusto de conocerlas, pero or los cuentos que he oído de ellas son bellas e inteligentes. Muchos cariños para ellas y un abrazo para sus padres

    • daicarsaladrigas 5 septiembre, 2013 a 2:09 PM #

      Reyvi: casi que es preferible que nos las conozcas, pues son adictivas, si no, pregúntale a su tía-vecina Baby que, por cierto, no exagera en ninguna de sus historias… abrazos para ti también y gracias por asistir a mis días de madre.

  2. lamariposacubana 19 junio, 2013 a 12:57 PM #

    Mami Daicar, sigue leyendósela, no dejes de contarle/nos de Él, así nuestro hacer diario tiene más sentido. Te quiero

    • daicarsaladrigas 5 septiembre, 2013 a 2:15 PM #

      por suerte no soy solo yo quien les cuenta, mi mariposita, en tu pared, por ejemplo, tienen siempre la motivación para una pregunta y de seguro tu respuesta sobre Él, y sobre muchas otras cosas, les ayudarán a crecer… un quiero de mami por alegrarme los días.

  3. nubedealivio 11 febrero, 2014 a 1:34 PM #

    Ves, qué locuras las mías, este tampoco lo había comentado aunque le había dado “me gusta” y me gustaba sobre todas las cosas porque mi niña también estaba allí, cuando el trabajo me impidió esta vez a mí no poder llevarla, fuiste tú entonces quien le presentaste a nuestro Che. Gracias por eso, por todo. Y por este post tan bello.
    Voy a hacer un chiste cheo de los míos pero es que no puedo evitarlo: yo leo tus post y me viene a la mente lo del “combate ideológico” y pienso como Maná, que amar es combatir, y pienso también que es la mejor manera de combatir. Y me alegro que de este lado del bloqueo no tengamos tan malos soldados, tocándonos una guerra tan dura.

Trackbacks/Pingbacks

  1. “¿Y qué más dice, mami?” | Blogalidad Camagüey - 23 junio, 2013

    […] Y salimos así, en silencio, ella con los ojitos desbordados de asombro y de preguntas; yo consternada como si lo tuviera cerca por vez primera, como si este no fuera otro obligado encuentro con Él, para sentirlo, para intentar desentrañarlo, para abrazar ese espíritu suyo que me inspira y que tanto extraño a diario en las calles de mi/nuestra Cuba. Ver + […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: